Fase
2017-2018 |  Construido

Localización
Bugarra | Valencia

Fotografía 
Milena Villalba · architectural photography
Iluminación | Héctor Rubio · Images Positive


Finalista en los Premios COACV 2019


Publicaciones

 Archdaily, Plataforma Arquitectura,  Divisare, Veredes, Archello, Archidiaries, arkoslight 





Se trata de la rehabilitación integral de una vivienda formada por capas del tiempo. Cada generación había añadido fragmentos a esta casa sin que ya prácticamente se reconociese la Casa Patio. El proyecto tiene como idea fundamental ésta: recuperar la vida entorno al patio y devolverle el ambiente claro y el paisaje tranquilo.


El resto del espacio vino organizado por la luz. La vivienda se traslada a planta primera y segunda y el bajo lo ocupa un negocio. Una sucesión fragmentada de habitaciones se convierte en un espacio fluido y cambiante para que cada habitante ocupe su lugar según las necesidades de esta familia.



(...) cuando abrimos una puerta, transformamos los lugares de manera bien mezquina. Coartamos su plena extensión e introducimos en ellos una brecha imprudente a fuerza de malas proporciones. Pensándolo bien, no hay nada más feo que una puerta abierta. En la habitación en la que está, introduce una suerte de rotura, como un parásito marginal que rompe la unidad del espacio. En la habitación contigua, engendra una depresión, una grieta abierta y estúpida, perdida en un trozo de pared que hubiese preferido permanecer entero. En ambos casos, perturba el espacio sin más contrapartida que la licencia de circular, la cual puede sin embargo garantizarse mediante otros procedimientos. La puerta corredera, por el contrario, evita los escollos y magnifica el espacio. Sin modificar su equilibrio, permite su metamorfosis. Cuando se abre, dos lugares se comunican entre sí sin ofenderse mutuamente. Cuando se cierra, devuelve a cada uno su integridad. La puesta en común y la reunión se realizan sin intrusión. (....)

Texto extraído de La elegancia del erizo.  Muriel Barbery


La ubicación de la escalera marca la llegada a un espacio común a través del cual se articula la jerarquía de los ambientes de la casa, permitiendo mantener la independencia entre ambos. Uno de ellos funciona como vivienda de los padres y otro ambiente independiente para el uso de los hijos, con espacios de reunión entre ambos. El interior de las estancias se vacía para conseguir una concatenación más libre de la secuencia de espacios. Las paredes perimetrales se convierten en muros equipados. Éstos se ensanchan y ‘escarban’ para formar nichos, albergar almacenamiento, estanterías e instalaciones, de modo que concentren los servicios y liberen el resto del espacio.

El volumen que aparece alrededor del patio se reconstruye manteniendo la volumetría original del edificio y recurriendo a soluciones constructivas en seco.. Los huecos que se abren en esta envolvente persiguen que el patio se involucre en el día a día y enmarcar las vistas hacia el paisaje. Lanzando una mirada, recortada en el muro, desde un sitio protegido, a cubierto, el paisaje gana en profundidad, convirtiéndose casi en el espacio de un cuadro.







Fase:
2018 | Primer premio ‘Concurso para la rehabilitación del inmueble de la Masía de Sant Josep, obra nueva de las alas este y oeste y diseño de los jardines’

2019 | Proyecto básico y de ejecución

Localización:
Montserrat | Valencia
Equipo: Carpe studio, Crux arquitectos, Anna Solaz




La masía de San José, construida a mediados del siglo XIX, era una gran explotación agraria donde trabajaban los masoveros y una gran cantidad de jornaleros. La casa poseía lagares y una bodega, una almazara de aceite y una gran andana sedera destinada al cultivo del gusano de la seda. Adosada a la Masía, aparecía las diferentes dependencias económicas, como los desaparecidos pabellones laterales, de los cuales sólo se convervan los muros situados a sur en planta baja y la ermita.

El concurso plantea recuperar esta Masia como edificio para el Ayuntamiento y reconstruir las naves laterales para albergar la sede del nuevo Ayuntamiento de Montserrat, así como el diseño de los jardines frontal y posterior.

El proyecto nace de la voluntad de conservar la lectura del edificio original, reconstruir la volumetría que ocupaba el conjunto histórico y poner en valor los elementos característicos de la Masía. Proponer una intervención con la mínima afección posible sobre su sistema constructivo y su configuración espacial son los criterios que guían la intervención.

El programa administrativo que ha de albergar el nuevo Ayuntamiento lo asumen fundamentalmente las alas laterales y la Masía se convierte en el elemento central que articula los dos cuerpos mediante el vacío, convirtiéndose así en centro de actividad. La organización de los espacios de la Masía se extiende hacia los laterales en los que se adivinan las mismas tres crujías. Los espacios de trabajo se sitúan en las crujías exteriores, junto a las fachadas y ocupando el centro, espacios de circulación, espacios administrativos de carácter más público y elementos comunes de relación.

Las naves laterales que completaban la Masía reaparecen en la propuesta y se introduce un elemento singular en cubierta como respuesta a las necesidades actuales. Este lucernario nos permite subir, iluminar, ventilar, calentar, enfriar y producir la energía que el edificio consume. El lucernario funciona como un mecanismo pasivo de ventilación e introduce una iluminación natural que desde la cubierta modula, ordena y dirige el resto de espacios.


Toda construcción, antigua o espontánea, sea iglú, cabaña, nave o casa es básicamente una cubierta.








Fase:
2015 | Primer premio Concurso de ideas International workshop High Rise New York ‘

Localización:
325 E 25th street, Nueva York
Equipo: Alejandra Ruano, Christian Messeguer, Anna Solaz



Living in the city does not only mean living in a housing block between other blocks, it means living in-between the city’s consolidated fabric and becoming part of its cultural background and history. It is the place where our everyday lives get their own special meaning, where we experience freedom and privacy and where we can express our identity.

Therefore, in a city, even more important than buildings are the public spaces in between them. Streets and amenities are some of the most valuable resources the city has. These places play a crucial role in social interaction. It is the setting where our daily life takes place, and the more varied, rich and full of possibilities is this space, the more you will be able to gather people, having diversity and activity… letting people participate in their public space, feeling more identified and encouraging social relations among users.

This proposal focuses on the creation of a public space in itself. The key element in the project is the open space that flows through the block and into the street, continues and penetrates the building in all of its height.
 
By breaking its volumetric configuration in both directions,  we are able to create public spaces that are understood as urban prolongations, becoming part of the city’s social framework. The building fades into three towers, adapting itself to the adjacent crowning heights and seeking optimal implantation in terms of sunlight, views and orientation.





Fase:
En construcción >>

Localización:
Valencia | Ciutat Vella
Equipo: Anna Solaz, Crux Arquitectos



Fotografía | Sievers&Carreguí
Carpintería | Madentia
Construye | Agulló Félix ejecución de obra










Concurso 2017
Finalista | Segundo premio

Localización:
Ribarroja | Valencia



CONCURS D’IDEES PORTA DEL BARRANC


Es tracta d’una intervenció en el talud de les antigües vies del tren per a generar la apertura visual i la continuitat topogràfica del llit del barranc, amb els objetius de recomposar la connexió de tots
els nivells de l’entorn, ja que aquest entorn presenta greus problemes espacials i funcionals en la seua relació amb els fronts urbans que el delimiten.

Eliminar barreres, COSIR, crear RECORREGUTS urbans, INTEGRAR els diferents espais actuals per a que formen part d’un CONJUNT i no espais aïllats o individuals.

EL TALUD respecta el recorregut natural de l’aigua. Amb la seua pendent configura uns espais amb grades que volquen sobre el parc i com a punt singular una plataforma per a realizar activitats culturals.  La resta de l’espai ocupat pel talud configura espais de jocs o simplement de descans.

EL PARC, amb identitat i relació amb el paisatge i context local, potencia la idea del RECORREGUT i de l’eix verd del Barranc; un passeig que vindrà acompanyat per un element singular; l’AIGUA com a un material més en la proposta.

Aquesta llàmina d’aigua, que reté l’aigua de plutja i que simbolitza la direcció de l’aigua i el barranc cap al RIU TÚRIA, es converteix en un joc, en un element del paisatge canviat, que de manera similar als barrancs, a voltes portarà aigua, a voltes no